¿Quién Paga La Boda? Vol. II Consejos Y Tips

El gasto de una boda, puede ser incluso el salario de un tico promedio ANUAL. Entonces como minimizar el estrés y máximizar la diversión de planificar es prioridad!

Como hablamos en la primera entrega de esta serie ¿Quién paga la boda? Vol I. Tradición vrs. Ingresos, les comentamos la importancia de definir la fuente principal de dinero para la boda. Ahora, les queremos contar un poco de los retos que representan este tipo de decisiones.

 

Tradición familiar: Como llegar a acuerdos con los padres de la novia.

Costear la boda de hijos implica sacar un gran monto de manera inesperada, por lo que siempre habrá un ENORME involucramiento familiar, les damos algunos tips de como manejarlo:

  • Si los papás de la novia pagan la boda, lo mínimo es participarlos de las decisiones. Pídanles que los acompañen a las reuniones, por más tedioso que sea, generalmente es más lo bueno que sale que lo malo.
  • El pago de la boda, no lo están haciendo por control. Todo ese dinero podría invertirse en unas lindas vacaciones, la mejor manera de decir gracias es llegar a acuerdos sensatos, con respeto y paciencia.
  • La fiesta no es solo de los novios, es un evento familiar. Por alguna razón esto ha tomado mala fama, pero que mejor oportunidad para reunir a la familia que una boda? Definan sus invitados principales y trabajen desde ahí. 
  • Cada familia da lo que puede. Encapricharse, o enojarse por que no se contrata uno u otro proveedor no tiene validez. Si llega el momento y quieren algo que no pueden pagar, ofrezcan pagarlo ustedes, la reacción de los padres de la novia puede sorprenderles.

Los Responsables Totales De Su Boda: Cómo no desesperarse uno al otro.

Este es el primer gran proyecto financiero de la mayoría de las parejas, pero curisosamente hemos visto en Costa Rica una enorme correlación entre parejas que compran sus casas por si mismos y luego pagan sus bodas completamente. Algunos tips para manejarlo:

  • Si ya tomaron esta decisión es por que son muy ordenados y sus tablas de excel son la envidia de sus compañeros de trabajo. Son un porcentaje mucho menor que la media y su esfuerzo se nota. Mantengan ese orden y responsabilidad en cada decisión, no se impacienten.
  • Busquen proveedores que se ajusten a su presupuesto y a su estilo. Al ser los dueños únicos de sus bodas, no es que nadie tendrá opinión, pero tienen mayor flexibilidad para elegir. Aprovechen esta como una oportunidad para presentarse ante sus invitados como quienes ustedes son. 
  • No olviden que toda su familia estará ahí. Aunque sus padres no aporten financieramente, es uno de los días más importantes de las vidas de ellos también, no escatimen en los “chineos” especiales, en la comprensión y la atención a sus seres queridos. 
  • Téngase paciencia uno al otro. Una boda es una inversión costosa, que toma mucho tiempo para planear y preparar. Habrán días difíciles y sacrificios que se realizarán en torno a la boda. No permitan que se generen mas tensiones de las necesarias, este es un proceso lindo y divertido!

El Pago Parcial de la Boda: Como mantener el balance.

La primera gran decisión que toman las parejas cuya boda será repartida entre ellos y sus padres, es la de compartir los gastos. Esta es una decisión que debe tomarse en conjunto, y no debe darse por un hecho que recibirán la ayuda hasta que sus padres se los aseguren con números y fechas.

  • Las prioridades o “caprichos” de la pareja deben de ser cubiertos por la pareja:Si ya tienen claro que sus padres accedieron a pagar la cena o el licor, pero los novios deciden tener mesa de dulces, ese un gasto que deben asumir. 
  • Definan un presupuesto máximo para ustedes y para sus padres: No se atengan, tengan esa conversación con sus padres desde el principio, chocolate espeso, cuentas claras. 
  • En este caso, quienes toman decisiones son 4 o más: Desarollar la paciencia es no solo una necesidad sino una obligación. Sin negociaciones pacientes, habrán resultados desastrosos. 
  • Conversen con sus proveedores, expliquenles la situación: Quienes trabajamos en esto estamos acostumbrados a los pagos fragmentados, a lidiar con familias y a los cambios de opinión. Lo importante es siempre poner las cartas sobre la mesa desde el principio y solucionar los problemas antes de que sucedan.  

Sea cuál sea el rumbo financiero que tome su boda, lo más importante es planificar el evento con suficiente tiempo, que sea cual sea de las opciones arriba, pueda existir el menor número de conflictos posibles. Siempre hay que recordar que si a la equación se le suma premura, terminamos con bridezillas, groomzillos, suegrazillas y un nido de emociones fuera de control.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here